El autor asalariado

El autor asalariado ostenta los mismos derechos morales y patrimoniales que el autor independiente o freelance. Ahora bien, cuando la obra ha sido creada en virtud de una relación laboral, se presume que los derechos económicos han sido cedidos en exclusiva al empresario en todo lo necesario para el ejercicio de su actividad habitual. Aunque en general, existen en los distintos sectores contratos tipo que contienen cláusulas de cesión de derechos de autor a favor del empresario.

Por otra parte, no es posible que el empresario utilice la obra en un sentido o fin no previsto en el contrato o a falta de éste para temas ajenos a su actividad. En el caso de que así sucediera, el autor podría tener derecho a ser remunerado de forma expresa tal y como queda reflejado en el art. 51.3 LPI.

Y naturalmente, el autor siempre mantendrá sus derechos morales y aquellos derechos de contenido económico de carácter intransmisible. Aunque es inevitable cierta merma de las facultades del derecho moral de autor en función de la relación laboral.

Normalmente corresponde al autor el decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma. Pero en el supuesto del autor asalariado, será el empresario quién decida el momento de divulgación de la obra creada al amparo de la relación laboral. Y aunque no se hubiera mencionado en el contrato de trabajo el derecho del empresario a divulgar la obra, se debe partir de una autorización tácita por parte del autor al empresario para ejercitar esta facultad del derecho moral.

El autor también tiene el derecho a exigir su condición de autor de la obra. Pero cuando media una relación laboral, será el empresario quién tendrá la obligación de velar por el cumplimiento del derecho del autor asalariado y exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra. Aunque no podemos dejar de considerar la posibilidad de que el empresario pueda publicar la obra sin la firma del autor cuando la mención del nombre pudiera perjudicar la explotación normal de la obra. Es muy complicado determinar hasta qué punto puede el empleado exigir al empresario la mención del nombre cuando el modo habitual de proceder en el sector concreto sea no hacerlo.

Igualmente el empresario está obligado a velar por la integridad de la obra como si fuera el propio autor e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a los legítimos intereses o menoscabo a la reputación del autor.

Estas obligaciones del empresario no son absolutas. Existen sectores en los que el empresario habitualmente modifica las obras creadas en virtud de la relación laboral y el autor asalariado deberá aceptar esas modificaciones que sean conformes a la buena fe y a las necesidades reales y modo de proceder de la propia empresa. En cualquier caso, siempre habrá que estar al caso concreto y sopesar los intereses legítimos de ambas partes.

Para terminar un punto importante: la remuneración del autor. En el ámbito laboral se entiende que en el salario está incluida la remuneración en concepto de la cesión de derechos. Aun así, se podría pactar contractualmente una participación adicional en los beneficios del empresario. Es más, el hecho de que la remuneración esté incluida en el salario no impide la aplicación del art. 47 de la LPI que prevé a favor del autor lo siguiente: “Si en la cesión a tanto alzado se produjese una manifiesta desproporción entre la remuneración del autor y los beneficios obtenidos por el cesionario, aquél podrá pedir la revisión del contrato y, en defecto de acuerdo, acudir al Juez para que fije una remuneración equitativa, atendidas las circunstancias del caso. Esta facultad podrá ejercitarse dentro de los diez años siguientes al de la cesión”.

 

Fuente: “Quién paga no es el autor: los creadores de imágenes y sus contratos”. Fundación arte y derecho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consejos Prácticos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s