Hitler Returns?

1390495950_333760_1390496364_noticia_normal

Portada y fotografía de Hitler en una primera edición de “Mein Kampf”, con autógrafo del dictador nazi incluido.

Múnich, 15 de octubre de 1948. Se dicta sentencia para castigar la memoria de Adolf Hitler. El juez señala que no es necesario mencionar las razones para declarar culpable al ex dictador ya que son de sobra conocidas por todos y dictamina que todos sus bienes en Baviera, incluidos los derechos de autor de su libro Mein Kampf (Mi lucha), deben ser confiscados y pasar a manos del Estado bávaro.

Esta sentencia convirtió a la Administración en propietaria de los derechos de autor de Mein Kampf, que pertenecían a la editorial del Partido Nazi, Franz Eher, y obligó a los funcionarios a llevar a cabo toda una cruzada para que la obra de Hitler no volviera jamás a ser editada en el mundo. Pero los derechos de autor de Mein Kampf caducan el 31 de diciembre de 2015, fecha que hará posible que el libro entre en el dominio público y pueda ser “utilizado” por cualquiera. Y para evitar ediciones financiadas por partidos de extrema derecha en Alemania, el Instituto de Historia Contemporánea de Múnich consigue un controvertido permiso del gobierno bávaro para publicar una nueva edición comentada del libro maldito. En realidad son nuevas ediciones comentadas. Una de ellas dirigida al público juvenil y la otra versión apoyada en textos de grandes historiadores. Habrá además, ediciones en inglés e incluso un audiolibro. En definitiva, un amplio abanico de posibilidades comerciales del libro que el monstruoso dictador empezó a escribir en la cárcel de Landsberg, donde lo encerraron tras su intentona golpista de 1923.

La cruzada bávara para impedir la difusión del libro escrito por Hitler solo tuvo, en mi opinión, cierto éxito. Mientras en Alemania, la cosa estaba controlada al existir un Código Penal que castigaba con penas de cárcel la incitación al odio racial y prohibía escritos que (como Mein Kampf) pudieran ser utilizados como propaganda para difundir ideales que tuvieran que ver con el nacionalsocialismo; en otros países, como Estados Unidos o Reino Unido, directamente no se pudo actuar. Después de la llegada de Hitler al poder, el libro se convirtió en todo un best seller en Alemania y la editorial Eher vendió los derechos a editoriales de ambos países. Random House, por ejemplo, sigue vendiendo unos 3.000 ejemplares de Mein Kampf cada año en el Reino Unido.

Nos encontramos ante una situación legal confusa y muy diferente según el país. La obra cuya impresión supone en algunos países el pago de una multa e incluso pena de cárcel; en otros, es legal editarla y venderla desde allí a otros países del mundo.

Y está Internet, territorio comanche, donde todavía hay quién duda si es legal o no comprar un ejemplar.

Y yo me pregunto al margen de los derechos de autor, ¿qué está pasando para que un libro torpe, burdo y farragoso que defendía un sistema basado en la limpieza de sangre, el odio racial y la agresión expansionista vuelva a “estar de moda” hasta el punto de colarse en la lista de los libros más vendidos de EEUU?

Si en la mayoría de los casos el paso del tiempo es un aliado del olvido, no ocurre así con Mein Kampf.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hitler Returns?

  1. Creo que más que la aportación (no nos compliquemos más en si aporta o no) que pueda generar al lector o la literatura, es el morbo. Saber que este libro fue escrito por una de las mentes tan diferentes a la del resto de los mortales y “creadora” de algo como la segunda guerra mundial y muchas otras “cosillas”, genera, inevitablemente un morbo por adentrarse en esa mente, que mejor que de la mano del dueño de esa mentalidad.

    Siempre he sido partidario de no prohibir los libros, por más malos, polémicos, o en contra que pueda estar de ellos, con un correcto contexto y apoyo (ya sea de alguien o más libros) será una lectura que siempre ayudara más de lo que pueda perjudicar.

    El libro en cuestión lo he leído, me parece interesante algunas cosas y otras (desde este tiempo, es decir descontextualizado) me parecen una reverenda tontería, sin embargo, jugando a estar en esa época puedo comprender porque más de uno cayó bajo sus encantos. Lo que me ayudara en un futuro a saber identificar si esta situación se pretende repetir, lo que me hace pensar que su lectura no fue tan mala.

    De los grupos extremistas que descontextualizan el libro y lo radicalizan, supongo que no es necesario comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s