Enlaces y Autores: Buscando un Equilibrio

(by Cristina Garcerán. Abogado especialista en Propiedad Intelectual)

Los enlaces o links, como parte fundamental de la arquitectura de la red, son el motor de Internet hasta el punto de que su funcionamiento no sería posible sin la presencia de hiperenlaces o hipervínculos, que posibilitan la navegación de los usuarios.

A día de hoy, y a la espera de las novedades que traerá consigo la próxima reforma de la LPI, doctrina y Jurisprudencia coinciden “casi” pacíficamente, en entender como lícitos, desde el punto de vista de la PI, tres categorías de enlaces, y en concreto, los denominados de superficie (surface links), profundos (deep links) y P2P (peer to peer). En adelante, los llamaremos “enlaces lícitos”.

Su licitud, radica en el hecho de que, a diferencia de otras categorías de links (como los ensamblados, o los marcos o frames), que incrustan contenido ajeno en una página o sitio web propio, esto es, que reproducen y / o comunican públicamente contenido ajeno (se entiende, sin contar con el consentimiento del titular de sus derechos de explotación), los “enlaces lícitos” únicamente redirigen al usuario a la página o sitio web en la que tal contenido se encuentra puesto a disposición del público.

Así, estas tipologías de links se limitan a ofrecer un atajo, a “ahorrar” al usuario la tarea de escribir la dirección URL, posibilitando que a golpe de clic, el internauta acceda a la web en la que el contenido es lícitamente reproducido y / o comunicado públicamente.

Sentado lo anterior, cabe preguntarse, ¿benefician estos “enlaces lícitos” a los autores y titulares de derechos de PI? O, por el contrario, ¿perjudican al llegar los usuarios al contenido, redirigidos desde otros sitios web, en ocasiones, incluso, de manera accidental?

Tales preguntas no pueden encontrar una respuesta única y exclusiva, puesto que cada respuesta deberá fundarse en razones que varían de un caso a otro, tales como el plan de difusión que el titular de derechos ha previsto para su contenido.

A pesar de ello, considero posible afirmar que, siendo la Red el mayor centro de difusión de contenidos jamás conocido, quien decide difundir o divulgar su obra a través de Internet, en la mayoría de ocasiones, pretenderá la más amplia y extensa difusión posible para su creación, posibilitando el acceso a la misma a un enorme y exponencial número de usuarios (entendiendo siempre tal acceso como lícito).

En consecuencia, resulta posible afirmar que los “enlaces lícitos” que, por ejemplo, redirigen al usuario desde una red social a la página web o blog del creador o titular de derechos, resultan beneficiosos para un gran número de autores, quienes podrán obtener niveles de difusión de su obra inimaginables hace tan solo unos años.

Así, y centrándonos en la difusión de la obra, en el acceso a la misma por parte del público, cabe afirmar que los “enlaces lícitos” pueden ser perfectamente entendidos como aliados de los creadores, desde el momento en que posibilitan una divulgación de la obra y un conocimiento del autor por parte del público que, de otro modo, difícilmente serían viables.

Pero, ¿qué ocurre con el beneficio económico asociado a la explotación de la obra? Es decir, ¿existe una relación directa entre la difusión exponencial del contenido, y la rentabilidad que del mismo obtiene el autor o titular de derechos de explotación?

De nuevo, no es posible aportar una única respuesta, pues siendo múltiples los modos en los que el creador puede poner a disposición su obra a través de Internet, también lo serán las respuestas a tales interrogantes.

Así por ejemplo, cabe pensar en una fotografía (obra), puesta a disposición del público en el blog de su autor, con la finalidad de promocionar y publicitar una exposición de su obra, celebrada en una galería de arte.

Y cabe suponer que, a través de un enlace profundo puesto a disposición en una red social, un usuario, que hasta el momento desconocía al fotógrafo, es redirigido a su blog, la fotografía puesta a disposición del público despierta su curiosidad, y decide acudir a la exposición celebrada en la galería de arte, abonando su correspondiente entrada, que supondrá un beneficio económico para el creador.

Las posibilidades son múltiples e imposibles de abordar a través de un solo artículo, así como las respuestas dadas a cada concreta situación, variarán de uno a otro caso.

Sí es posible afirmar, como se ha expuesto, que cada nuevo reto tecnológico, que a priori supone un riesgo desde el punto de vista de la PI, puede ser entendido como oportunidad de obtener rendimiento, ya sea moral, ya sea económico y, en definitiva, un beneficio para los autores, creadores y titulares de derechos de explotación.

Tan solo es preciso buscar, dentro de los márgenes y límites de la legalidad, la interpretación o aplicación de la Ley que, en cada concreto momento, resulta interesante a un colectivo, a un individuo, a una situación.

Y, en el caso de los “enlaces lícitos”,  y su relación con los derechos de PI, considero no solo posible, sino además deseable, llegar a un punto de equilibrio entre links y creadores, que genere un beneficio mutuo para autores, titulares de derechos, usuarios de Internet e, incluso, para la propia Red que, si no se encontrara nutrida de contenidos originales y de calidad, perdería gran parte de su sentido como espacio de difusión y encuentro social y cultural.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Invitados y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Enlaces y Autores: Buscando un Equilibrio

  1. Artículo sencillo, claro y directo. Enhorabuena Cristina, muy transparente. Felicitaciones por el blog Ruth. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s