Sobre los contratos de colaboración periodística

En la coyuntura actual en la que tantos periodistas se han quedado sin trabajo, muchos ven cómo sus trabajos siguen publicándose o emitiéndose en los medios sin recibir por ello ninguna remuneración económica. Los departamentos legales de los medios aducen que los periodistas firmaron un contrato por el que cedían sus derechos para cualquier reproducción del material. La pregunta es si ese tipo de contratos,  firmados en clara situación de inferioridad, son contratos realmente libres y, por tanto, válidos…     (Planteado por Marisol, en página de Inicio)

Es cierto que el periodista en su relación con el empresario es la parte más débil. Pero igualmente cierto es que un contrato existe y es vinculante desde que una persona consiente en obligarse respecto a otra para prestar un servicio determinado.  Y tiene que mediar error, violencia, intimidación o dolo para que el consentimiento prestado resulte nulo.

Precisamente debido a esta situación de desigualdad  y consiguiente vulnerabilidad, el periodista no puede dar suficiente importancia a la formalización de la cesión de los derechos de autor. Y cuando surgen problemas, una defectuosa formalización del acuerdo puede dar lugar a situaciones injustas y de difícil reparación como la que comentas.

A la hora de firmar un contrato de colaboración para un medio de comunicación, lo primero a tener en cuenta es que todo trabajo literario, toda colaboración periodística, tiene el carácter de obra y por lo tanto está sujeta a derechos de propiedad intelectual que pertenecen a su autor. Por eso, si el objeto del contrato es la entrega de una obra (sujeta a derechos de autor), el contrato deberá contemplar, además de las condiciones económicas pactadas entre las partes, el contenido y alcance de la cesión propiamente dicha en relación con los derechos de autor. Es decir, si la cesión se efectúa o no en exclusiva, si puede ser a su vez cedida por el adquirente en exclusiva, si la cesión se realiza para una sola publicación o para varias, etc.

Lo que algunos periodistas desconocen y algunos empresarios ignoran deliberadamente es, que las obras que se realizan para una publicación periódica tienen un tratamiento especial en relación con los derechos de autor. El autor (periodista), por ejemplo, puede explotar separadamente su obra en cualquier forma, siempre y cuando, no perjudique la explotación normal de la publicación en que se haya insertado; otra cuestión interesante es el hecho de que el autor podrá disponer libremente de su obra si ésta no se publica en el plazo de un mes desde su envío o aceptación, en las publicaciones diarias, o en el plazo de seis meses en las restantes.  Aunque, por supuesto, ambos situaciones son susceptibles de pacto en contrario.

En cuanto a los contratos, todo contrato suele dividirse en tres partes: el encabezamiento, donde se identifica a las partes contratantes, la parte expositiva donde se explica cuál es la voluntad de las partes y el clausulado, donde se establece realmente lo que es objeto de contrato. Dentro del contenido del clausulado de un contrato de colaboración periodística, tiene que estar recogido -además del objeto del contrato, el precio o remuneración y el plazo de entrega- el destino del trabajo (el medio en que será publicado y el plazo dentro del cual debe ser publicado) y, por supuesto, el tipo de cesión (si ésta es exclusiva o no exclusiva; así como, el alcance de la misma).

Para terminar, comentarte que no podemos dejar de señalar en el clausulado del contrato un par de cosas: primera, si la reproducción y difusión del trabajo a través de Internet se encuentra o no se encuentra comprendida entre los derechos que adquiere la empresa; segunda, si se encuentra o no se encuentra comprendida entre los derechos que adquiere la empresa  la reproducción del trabajo en cualquier otra publicación diferente, aunque la misma sea propiedad de la propia empresa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Consejos Prácticos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sobre los contratos de colaboración periodística

  1. furbetta dijo:

    Muchas gracias, no sabes de cuánta ayuda me has sido.

  2. Marisol Guisasola dijo:

    Muchas gracias por tus valiosas aclaraciones. Me parece interesante lo de que el periodista puede explotar separadamente su obra, algo que se suele tener en cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s