Christian Louboutin Vs Yves Saint Laurent

Christian-Louboutin-Shoes-Source-Stockholm-Street-Syle

Christian-Louboutin-Shoes-Source-Stockholm-Street-Syle
fuente: http://www.businessoffashion.com

(en respuesta a Ana Rojo Guisasola)

Cuenta la leyenda que todo comenzó en 1992 cuando Christian Louboutin vio como una de sus secretarias se estaba pintando las uñas con una laca color escarlata de Chanel y se le ocurrió la genial idea de pintar de rojo las suelas de todos sus zapatos.

Buscaba ser diferente y llamar la atención. Y desde luego, lo consiguió.

Hoy, los zapatos de Christian Louboutin son de sobra conocidos por todos. Y entre sus características sus flamantes suelas rojas y sus tacones de infarto, hacen de ellos uno de los objetos más deseados por las mujeres de medio mundo. Dicen, que hasta Jennifer López, una de las celebrities a la que le encanta lucir los zapatos de Christian Louboutin, llamó a una de sus canciones “Louboutines”, tema que presentó en los Premios American Musica Awards (AMA) 2009 donde, por cierto, se cayó accidentalmente al suelo (quien sabe si en un arrebatado homenaje a los largos tacones de los zapatos a los que había dedicado su canción).

Yves Saint Laurent, como parte de su colección crucero 2011, puso en el mercado cuatro modelos de zapatos con suela roja; lo que motivo la presentación de una demanda por parte de los abogados de Louboutin contra la casa de moda YSL por utilizar su idea y pintar también de rojo las suelas de los zapatos que fabricaba.

Los abogados de Louboutin argumentaban que “Los demandados utilizan unos zapatos que son prácticamente idénticos a la marca Suela Roja del demandante, lo que puede causar y de hecho está causando confusión, errores y engaños entre el público comprador”.

El tema es curioso y particular, ya que lo que se estaba reivindicando es la titularidad de la marca registrada consistente en Suelas Rojas para el calzado del diseñador francés Christian Louboutin.

Pero el tribunal federal del distrito de Nueva York, ante el que se presentó la demanda, frenó las pretensiones del diseñador francés. Y aseguró que Loubotin no tenía la exclusividad para pintar de rojo las suelas de sus zapatos. Desde luego que los zapatos Louboutin tienen una suela roja característica, que los entendidos asocian con el diseñador. Pero bloquear cualquier producto sobre la base del color rojo, sin algún tipo de limitación, es excesivamente amplio e inconsistente con el contexto marcario.

Evidentemente, Louboutin no se conformó y sus abogados apelaron esta decisión.

Si el juez federal no consideraba prudente que una firma pudiera obtener privilegios sobre algo tan impreciso como un color, la corte de apelación dió la razón a Louboutin e impugnó, en parte, esta decisión argumentando que la conclusión de que un color particular no podía nunca servir como marca registrada en la industria de la moda, estaba basada en un entendimiento incorrecto de la doctrina de funcionalidad estética y que, por tanto, era un error.

Así, Christian Louboutin obtuvo, finalmente, la exclusividad de la disputada Suela Roja salvo en las ocasiones en que el zapato entero fuera de color rojo, como era el caso de los zapatos de YSL que originaron el litigio.

El resultado final no podía ser más salomónico. El Tribunal de Mahattan da la razón a Christian Louboutin y considera que las reconocidas suelas rojas de sus zapatos debe ser consideradas como marca, salvo en aquellos casos en donde la totalidad del calzado sea colorado.

No hay duda que la idea de Christian Louboutin de pintar de rojo las suelas de sus zapatos se ha convertido en todo un fenómeno de mercado en un sector muy concreto y determinante como es el mundo de la moda.

Pero, me pregunto, ¿hasta dónde llega el monopolio marcario sin caer en abuso de posición dominante?. Y, por el contrario,  ¿dónde empieza realmente la competencia desleal?

En principio, usar un mismo color no es competencia desleal en España. Debe existir, además, confusión o asociación y aprovechamiento del esfuerzo ajeno o imitación sistemática.

Pero en este caso, cabe pensar que quién pone una suela roja en unos zapatos de tacón, más que utilizar su libertad creativa, lo que pretende, en cierto modo, es “manipular” al consumidor al presentarle unos stilettos de suela roja que inmediatamente va a asociar en su subconsciente a Christian Louboutin.

La suela roja es un identificativo de estos zapatos y el público así lo entiende. Por tanto, quién lo hace, ¿no está intentando que sus zapatos parezcan unos “Louboutines”?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s